inicio

 

CANTERAS

 

En las viejas canteras de mi infancia,
más allá de la luz que guarda mi memoria, entre duros herrajes del dolor,
se encontraban las piedras cincelando en el aire estatuas
de orfandad. O piezas de silencio que esculpía mi padre,
pequeños adoquines, diminutos recuerdos que empedraron mi vida
hasta llegar aquí, a esta hermosa cantera al aire libre,
rodeado de escombros. Yacimiento, poesía, silencio y
orfandad...

 


PRÓXIMAMENTE:

Presentaciones del libro "LECCIONES DE ORFANDAD"

 


velayos1978@gmail.com